Pintores nocturnos, el magnetismo de la noche.


La noche sugiere, no enseña. La noche nos encuentra y nos sorprende por su extrañeza, ella libera en nosotros las fuerzas que, durante el día, son dominadas por la razón. A menudo pienso que la noche está más viva y es más rica de colores que el día, todo en la noche vive una duda secreta, el silencio y el ruido, el tiempo y el lugar.

Esta noche la brisa viene fresca y perfumada, no sé qué pasa en mí, rodeado de amigos siento una paz infinita sobre el alma. Shsssssss!!! escuchar el viento, aunque el no escucha como no lo hacen las piedras ni este viejo olivo, pero hay que hablar, comunicar, con las piedras, con el viento, con el olivo.

Esta es la noche y quien no pudo sentirla así no la conoce.





Yo quisiera estar siempre como tú, viejo olivo,

enhiesto bajo el cielo azul de Andalucía,
como un dios que se siente eternamente vivo,
heraldo de una tierra que anuncia la alegría.

Sembraría en el viento estos versos que escribo,
para que todo el mundo oyera la armonía
del árbol de los sueños, del árbol sensitivo,
que sólo da frutos de amor y de poesía.

Quisiera mirar siempre la soledad del monte,
la belleza sin fondo del mar del horizonte,
la tierra que me acoge, hermosa como un verso.

Y levantar mis ramas al cielo como un grito,
para así proclamar mi dolor infinito,
cuando quieran cortarme, a todo el universo.

Antonio Casares






Comentarios

Miguel ha dicho que…
Me encanta, y como siempre que estoy contigo al final me gusta más la tuya que la mía.
Juan Carlos PG ha dicho que…
Son prácticamente iguales, tienes la excusa del disparador.

Entradas populares